Una estrategia digital competitiva: claves para un negocio exitoso

13/07/20 21:27
Web Admin

Si algo ha quedado al descubierto es que ya no es factible dejar los negocios exclusivamente al ámbito offline. La importancia de contar con una estrategia digital continúa alcanzando a todos los sectores y ha venido para quedarse. Por ello, los directivos de las empresas han incorporado preguntas claves en sus agendas, a saber: ¿Cómo llevaremos nuestro negocio en la era digital?, ¿Qué nos encontraremos en el camino? y, principalmente, ¿Cuáles serán nuestros beneficios?

Ciertos modelos de negocios tradicionales han sido reticentes a digitalizarse, sin embargo, progresivamente han notado la inminente necesidad. Este impulso se ha originado por demandas de clientes, por la presencia de una competencia innovadora y, en ciertas ocasiones, simplemente por los tiempos en que se vive.

Para comenzar a trazar un plan en miras a la digitalización, el primer paso será definir claramente los objetivos empresariales, de esa forma se asegurará que todos los recursos sean colocados de manera más eficiente y en la dirección correcta. Tanto si se busca transformar los canales de interacción con el cliente, utilizar de forma provechosa los datos o alcanzar mayores beneficios, cada sector tendrá que enfocarse y diferenciar entre, por un lado, lo esencial para ser competitivos y, por el otro, las ventajas competitivas que pondrán su negocio al frente de sus competidores.

A continuación, con su meta identificada, ¿Cuál será la tecnología correcta para su negocio? Cuando hablamos de estrategia digital nos encontraremos con un sinfín de soluciones tecnológicas, siendo las más relevantes las aplicaciones móviles, la inteligencia empresarial, el marketing digital, la presencia online y las soluciones cloud o nube. A modo de ejemplo, una estrategia digital simple podrá enfocarse en la adquisición digital de nuevos clientes, los que serán segmentados basados en sus preferencias, edad y zona geográfica, de forma automática, ello le abrirá un mundo de oportunidades para realizar ofertas de tipo más personalizado y obtener tasas de conversión significativamente más altas. También se podrá trazar programas de retención de usuarios, creando portales o programas de fidelización, hasta incluso podrá centrarse en la adopción de tecnologías inteligentes para los procesos internos que maximizarán beneficios, reduciendo tiempo y coste. Resultará clave para su éxito que en el centro de la estrategia se encuentren las necesidades y deseos de los clientes y enfocarse en aquella que, a su vez, más valor aporte a su negocio.

Por otro lado, será imprescindible estar preparados para tomar decisiones de gran envergadura ya que, frente a un plan innovador, es posible que se cambie radicalmente (y para siempre) la forma de realizar ciertas cosas. Estos planes pueden acarrear un cambio en el status quo, tal es el caso de Uber. Uber ha reinventado el negocio de la movilidad urbana y ha logrado incorporar la tecnología al máximo. Hoy en día cualquier persona tiene en la palma de su mano la experiencia de un chofer privado, a un costo más económico que un taxi tradicional y a través de una aplicación móvil que les permite solicitarlo, compartirlo con quien realiza el mismo trayecto, saber el precio final antes de comenzar su viaje y hasta elegir sus conductores favoritos.

Los puestos gerenciales deberán estar preparados y alineados para cambios y obstáculos, para poder experimentar beneficios y oportunidades. Reducción de costos y tiempo, mayor productividad, alcance y expansión a nuevos mercados, son sólo la punta del iceberg de los beneficios de una correcta estrategia digital realizada a tiempo.

Finalmente, será importante tener en cuenta que la digitalización no es un momento concreto, sino más bien un proceso constante que deberá ser atendido. Por ello, resultará imprescindible instalarlo correctamente en la cultura y estrategia empresarial para poder así adelantarse a lo que se avecine y ser ágiles frente a la necesidad de cambio.